lunes, 29 de julio de 2013

[Reseña Flash 2] Ojo de Halcón

Agradables sorpresas de Marvel Now fuera de los clasicos main stream.

Soy el único que siempre tiende a poner Ojo de Halcón con H?

Ojo de Halcón de Matt Fraction y David Aja es una suerte de experimento indie donde Marvel le ha dado carta blanca al señor Fraction para que haga y deshaga a su gusto con un personaje que sin ser un secundario, tampoco es uno de los buques insignia de la compañía.

El experimento es una colección de pequeñas joyas que dudo mucho que pueda mantener el nivel durante demasiado tiempo, pero que se podrá disfrutar mientras dure.

En estos números se nos narra la vida de Ojo de Halcón y Ojo de Halcón, ya que a Clint se le unirá su joven sustituta en este periplo urbano.
Sin llegar a convertirse en un héroe de la calle a lo Luke Cage, Clint se encuentra defendiendo su bloque de peligros locales, y metiéndose en líos no-cósmicos, algo que a simple vista parece mucho mas apropiado para este tipo de héroe sin poderes.
Incluso cuando aparecen los Vengadores es para dejar claro la diferencia de nivel entre Ojo de Halcón y los demás.

Y en cuanto al comic en si, lo primero que nos encontramos es que todos los comics comienzan in media res, con Ojo de Halcon en alguna situación muy chunga , y soltando un "esto pinta mal". 



Al final del tomo el recurso se ha convertido en marca de la casa, y anima comenzar siempre de esta manera. Luego Fraction nos explica como llegó hasta ahí, y en cada numero tiende a utilizar algún truco narrativo diferente, normalmente alterando el tiempo lógico de la historia.

Gráficamente no puedo decir que sea fan del señor Aja, pero cumple perfectamente para las historias que cuenta Fraction. 
Un detalle muy chulo son las curradas portadas, a cada cual mas interesante.


Y como no podía ser de otra forma al revisar un personaje, comentarios sobre el pasado, como por ejemplo el uso que hacia en su día de las flechas trucadas.


Y guiños a los lectores, como esta pagina al mas puro estilo videojuego. 
Eso si, el pobre Clint siempre cobrando.


En definitiva, este no es el Ojo de Halcón que estamos acostumbrados a ver, pero ni decepciona ni te hace torcer los morros. Todo lo contrario.

Ya me había leído las historias en ingles y no he perdido la oportunidad de hacerme con el tomo cuando ha salido su edición en castellano.