martes, 23 de febrero de 2016

Un Dungeon (World) familiar

Tenía ganas de Dungeon World.
Muchas ganas.
Y el único motivo por el que no lo estaba jugando ya en inglés es porque cuando por fin me decidí a comprarlo ConBarba confirmó que lo iba a sacar. Así que, aunque leer rol en ingles o castellano me da igual a estas alturas, siempre prefiero darle dinero a las empresas patrias y tener el material en cristiano para facilitarle la tarea a mis jugadores.

El Sábado lo compré. El Domingo por la mañana estábamos jugando.
Si, sesión maratoniana de lectura ^_^

Una pena de portada que no hace justicia ni al manual ni al arte interior :(
Sin embargo la partida no era con ninguno de mis grupos habituales. Ya jugaré con ellos.

El motivo por el que me corría tanta prisa era porque quería jugar con mis hijas.

Ya vemos series habitualmente con ellas. Y la parte de juegos de mesa también está cubierta.
Incluso alguna que otra vez han jugado a rol. Sin embargo quería aprovechar el hecho de que últimamente hemos podido recuperar el ritmo rolero, con lo cual ellas nos han visto jugando y les ha llamado la atención.

Como todo padre ardo en deseos de que mis hijos tengan mis mismos hobbies. Pero también se que intentar forzarlo sería contraproducente. Y también injusto, claro. Ya que podría estar arruinándoles un hobbie que de otro modo quizás podría haberles interesado.

Así que en estos temas voy con pies de plomo. Dándoles la oportunidad, facilitandoselo, pero sin forzarlo... o al menos sin forzarlo demasiado.

En cuanto aparecí por casa con el manual les ofrecí echar una partida.
Si ellas querían, y si habían terminado todas sus tareas, podríamos aprovechar la mañana para jugar.

- "Es un juego de rol?"
- "Si."
- "Como DuendeZ?"
- "Bueno... parecido."
- "Ah, es como ese que jugáis con los tíos." (referencia a las partidas de Urban Shadows que a veces nos ven jugar en casa).
- "Es parecido, si, pero el de los tíos es de fantasmas, y vampiros, y hombres lobo... y este es... como Wakfu."
- "Y cuanto dura una partida?"
- "Pues lo que queramos. Podemos jugar varios días, o lo podemos dejar cuando ya no queramos jugar mas."

Y en eso quedamos.

El Domingo por la mañana, después de recoger la casa y que cada uno hubiera terminado sus tareas, nos pusimos a ello.

- Noa: "No hay tablero ni fichas?"
- Zoe: "No. Esto es como DuendeZ."
- Noa: "Ah, Entonces hay que hacer una ficha, y sacar dados, y lapices, y ..."

Ellas ya habían jugado alguna que otra vez. Tanto conmigo como con otros Master. Así que la experiencia no era del todo nueva para ellas. Si era novedoso el hecho de que no fuera el típico juego orientado expresamente para niños.

Una de mis primeras dificultades fue precisamente presentarles la ambientación.

No, no se han leído Dragonlance. Ni han visto las películas del Señor de los Anillos.
Vamos, que no tienen grabado a fuego todos los estereotipos de la literatura fantástica.

Eso, evidentemente, ocasionó un pequeño momento de pánico. Darme cuenta de que no puedo usar descripciones y referencias clásicas complica mucho la tarea.
Por otro lado... también abre un mundo de posibilidades ya que no me van a discutir cuando algo no sea "lo esperado", y seguramente ellas mismas puedan salir por caminos extraños en mitad de la partida.

Por suerte para temas medievales fantásticos puede recurrir a la (genial) serie de Wakfu. Y en caso de necesidad puedo usar alguna otra referencia como Avatar, Percy Jackson o Piratas del Caribe.

Wakfu hace mucho mas fácil vender el concepto de grupo de aventureros. Y aunque luego ya crearíamos un trasfondo algo mas currado, al conocer una referencia ya no ponen pegas y se limitan a escuchar.

Aunque Bardos y Druidas llamaron la atención, durante la presentación de personajes su foco estuvo precisamente en aquellas cosas que no conocían.
El Mediano fué una mezcla de sorpresa y decepción... para mi, claro. Todo el día rodeado de roleros no se te ocurre pensar que haya quien no sepa lo que es un Mediano, pero, si, hay quien no lo sabe. Mis hijas por ejemplo.
Y luego estuvo el Clérigo. Menudo problemón explicarles eso de que el Clérigo cree en un dios que le da poderes y va por ahí intentando que los demás también crean en ese dios. No debió resultar muy convincente porque ninguna de las dos quiso llevar uno.

Al final se peleaban por llevar dos ladronas. Pero como no podían repetir Noa (la pequeña) optó por una guerrera, mientras que Zoe (la mayor) se quedaba con la ladrona.
Raque, sabiendo como suelen ser las cosas, completó el equipo con una Clériga.

Selección de razas. Nombre y descripción del personaje.

Hasta me he animado a hacer dibujines de los PJs:
Garan la guerrera.
Noelia la ladrona.
Astrid la Clériga.
Bueno, esto ya va teniendo forma. Vamos a las cosas duras.
Reparto de atributos. Las dos terminaron poniendo sus mejores puntuaciones en todos los atributos físicos. Un clásico ^_^

- "Alineamiento?"
- "Esto es como se comporta vuestro personaje habitualmente."

Y como ninguna quería ser malvada ni caotica terminamos con un grupo de buenazos... y una ladrona neutral, claro :P

La explicación de los movimientos durante la creación de la ficha es minima. Especialmente si no hay conjuros de por medio. Y, al no tener que escoger entre varios, la cosa fué mas sencilla.
Solo se atascaron un poco en las elecciones de venenos, eso fué facil, y la configuración del arma del guerrero. Pero poca cosa.

El equipo también fué algo bastante sencillo.

Mas problema tuvimos con los Vínculos.
En Dungeon World los personajes comienzan con al menos un vínculo con otro personaje.
Como no había insistido mucho en la parte de creación del mundo para no agobiarlas, estaba bastante seco de material. Normalmente a estas alturas de la ficha ya tendría material mas que de sobra, pero en esta ocasión estaba prácticamente a cero, así que les pedí a cada una un Vinculo con cada una de sus compañeras.
Y aquí fué donde vieron algunas cosillas que no les gustaron.
Zoe no quería usar sus Vínculos porque le ponían en problemas con sus compañeros, y tampoco le gustaba que los demás usaran sus Vínculos con ella ya que le hacía parecer débil. Ah... la dura vida del ladrón.
Un poco de mano izquierda por aquí. Un poco de "es que el juego es así" por otro lado. Y al final los tres personajes estaban enlazados y ya teníamos material para la aventura.

Un pueblo con un aprendiz de mago conocido. Un gremio de asesinos en el que había estado la ladrona hasta que descubrió como eran en realidad y los dejó, aunque ahora la buscan. La guardia del pueblo corrupta... interesante, interesante.

Bueno, ya tenemos las fichas y material para comenzar. De hecho ya se han animado y no hacen mas que dar sugerencias. Es el momento de ponernos al ajo.

.oOo.

A estas alturas de la película suelo evitar comenzar en posadas, pero la situación lo pedía a gritos, es un clásico. Hasta que según comienzo veo la cara de sorpresa...
- "Que es una posada?"
- "Erm... pues es como un restaurante o un bar... y también se puede dormir a veces. Pero antiguo."

Nota mental: esto va a ser mas complicado de lo que esperaba.

Bueno, no pasa nada.
El objetivo es ponerles rápido en peligro en alguna mazmorra.
- "Veamos... el posadero dice que ha visto a gente del gremio de asesinos rondando y os indica un túnel para escapar."
- "A mi se me ocurre una cosa sobre los asesinos... "

Vaya, ahora han cogido carrerilla con lo de sugerir cosas... joe. Si les corto malo, pero si no les corto no vamos a empezar nunca.
Solución salomónica. Dejar que cuente una cosa mas y explicarles que ahora que hemos empezado a jugar lo que deben hacer es contarme solo lo que hace su personaje. No... no suena demasiado bien... Bueno, y a veces os preguntaré sobre alguna cosa del pasado de vuestros personajes o del mundo, y ahí podéis inventaros lo que queráis. Vale... algo mejor.

Túnel a oscuras; persecución; desprendimiento: ruta desconocida; nos caemooooooos; choff.. listo, ya les tengo en una lago a oscuras en mitad de una caverna. Arf arf, lo que ha costado.
De hecho, despues de la partida Raque me preguntó si no esto no era mucho mas guiado que Apocalypse World o Urban Shadows, y, efectivamente, así había sido, porque quería comenzar la acción o nos quedábamos sin tiempo.

Ahora, por fin.
- "Habéis caído en un lago poco profundo. Hacéis pie, pero estáis a oscuras. Seguramente en una cueva subterránea. ¿Que hacéis?"

...

Vaya... ahora les ha entrado miedo escénico. Lo que faltaba. Menos mal que Raque me echa un cable para ponernos en movimiento.

- "Invoco el poder de mi diosa para producir luz."

Menos mal.
Venga, miramos el movimiento. Hacemos la tirada. Y explicamos a las niñas que es lo que ha ocurrido.
Además, como ahora hay algo de luz aprovechamos para dibujar un mapa. Un lago subterráneo y una playa. Seamos evidentes. Y, para que no se me queden paradas, y aprovechando la tirada de "éxito con complicaciones", hagamos que algo se mueva debajo del agua.

...

Y pasan de todo.

Vale.
- "Algo agarra a Astrid de la pierna y desaparece bajo el agua. ¿Que hacéis?"
- Noa: "Busco en la arena de la playa."

...

- "Tu compañera ha desaparecido y te pones a buscar en la arena?". Por su cara parece que no lo entiende. Incluso creo que le parece que le estoy regañando... mierda...
- Zoe: "Ah, ya se. Uso mi estoque para clavar el tentáculo y que no se aleje mas."
- "Muy bien. Ahora miramos a ver que pasa. Y tu, Noa... Garan?". Me cuesta llamar a las niñas por el nombre de su personaje...
- Noa: "Entro en el agua a ayudar a mamá."
- "Perfecto. Veamos. Noelia intenta clavar el tentáculo. Tira 2 dados de 6 y sumale tu destreza. Muy bien. Has clavado tu estoque en el tentáculo, pero Astrid sigue atrapada."

Vale, está costando, pero parece que se van soltando. Necesito que hagan mas cosas. A ver...

- "Garan, llegas donde mam... Astrid. A tu lado Noelia le está ayudando para que no se ahogue. ¿Que haces?."
- "Golpeo con mi espada!!"
- "Muy bien!!" Hay que animarles ^_^. "Veamos, tira 2 dados de 6 y añade tu destreza. Aha. Vaya, tienes un problema. Puedes darle al tentáculo, pero como no lo ves bien vas a golpear cerca de la pierna y el estoque. ¿Quieres arriesgarte?."

Noa mira a su madre y su hermana. Sabe que está haciendo algo peligroso.

- "Si, lo hago.". Le sonrío por la decisión. Si, es arriesgado y seguramente no lo que sus compañeras querrían, pero ha tomado su decisión y ahora hay que resolverla.
- "Golpeas con tu espada y cortas el tentáculo limpiamente. Fuera lo que fuera se aleja... pero parece que solo para tomar impulso y volver. ¿Que hacéis?"

Las niñas se han animado y ya empiezan a querer hacer cosas.
Comienzan a hablar sobre que es lo mejor y las corto.

- "Estáis en medio del lago, y eso viene nadando hacia vosotras. ¿Os paráis a hablar o hacéis algo?"

Ahora si lo han entendido.
Astrid coge su equipo rápidamente y corre hacia la playa.
Noelia destraba su estoque y ayuda a Astrid a correr.
Mientras, Garan se planta delante de la criatura. "Yo os defenderé!!"

Genial.
Ahora si que si.

- "La criatura salta del agua hacia Garan como un delfín saliendo del agua. Es como un tiburón con tentáculos de pulpo."

Y así nació el pulfirón... 
Una buena tirada y Garan raja el temible Pulfirón
Inicialmente me corto un poco describiendo la escena, pero no es necesario, así que sin cebarme explico como Garan hunde su espada y se aparta justo a tiempo de evitar el mordisco. El Pulfirón no ha sobrevivido.

Las 3 salen del agua y montan una pequeña fogata para secarse y descansar. 

Un buen momento para dejarlo.

- "Podemos seguir jugando otro día?"
- "Por supuesto.

Y con una sonrisa de orgullo y victoria a partes iguales guardo las fichas de la partida.

.oOo.

No os podéis ni imaginar las ganas que tenía de hacer esta partida.

Y, al mismo tiempo, el miedo... pánico que me daba.

He tenido que esperar a que hubieran visto y conocieran historias mas allá de los Little Einsteins y Dora la Exploradora.
Asegurarme de que las temáticas habituales del mazmorreo les llaman la atención. Cosa que después de haber visto Star Wars, todas las pelis de Marvel y series como Wakfu o Avatar conocen mas que de sobra.

Y, sobretodo, tenía que esperar a que les llamara la atención a ellas.

Pero todo llega, y ahora por fin... ya puedo mazmorrear con mis hijas.