lunes, 24 de octubre de 2016

Essen Spiel 2016



La Feria de Essen (Internationale Spieltage o Spiel) es, sin lugar a dudas, la feria comercial de juegos de mesa mas importante del mundo. Y, por lo tanto, una meca de peregrinación quasi-obligatoria para todo fan de los juegos de mesa.

Resulta llamativo cuando comienzas a estar metido en este mundillo, y ves como se mueven las cosas en US, de pronto te das cuenta que todo parece girar en torno a algo llamado Essen. Mas te llama la atención cuando descubres que ese centro mundial de los juegos de mesa resulta ser una ciudad en Alemania. Una feria anual que marca todo el calendario lúdico. Hasta el punto de que muchos kickstarter realizados en US tienen como alternativa a los gastos de envío la recogida en Essen. Es cuando empiezas a darte cuenta de lo gordo que puede ser esto... y lo es. Mas de 150.000 visitantes (y creciendo año a año).

En mi caso era cuestión de tiempo que terminara pasando por allí, y finalmente este ha sido el año.

Del 13 al 16 de Octubre me he pegado 4 días rodeado de jugones, stands y juegos de mesa. Ha sido... erm... como decirlo...


Lo mío no es la sutileza, lo se. Pero... , ¿a que ha quedado claro?
Y, ¿que te puedes encontrar en Essen?

Pues, literalmente, una feria comercial de juegos de mesa.

Es decir, un montón de stands que te venden y muestran sus juegos de mesa. Puedes jugar y probar los juegos, claro, pero el objetivo es claro: vender. Y lo hacen muy bien (la mayoría).
No es un sitio para ir a jugar. Aunque, si vas desde España, tampoco es un sitio para comprar barato. Para comprar rarezas si, desde luego, ya que puedes encontrar juegos descatalogados o juegos que no van a ser traducidos nunca a nuestro idioma. Pero si vas a comprar juegos baratos... todo lo que te ahorras en los juegos te lo gastas en el viaje y la estancia.

Y cuando digo mucha gente...




Hablamos de mas de 160.000 personas visitando los 6 pabellones de la feria.
Eso es MUCHA gente.

Dejando aparte los juegos de mesa, que es de lejos la mayor oferta, hay muchas otras cosillas.
- Para empezar este año tenían una pequeña sección de comics, con sesión de firma incluidas (algo que nunca entenderé, pero que parece llamar mucho la atención).
- Por supuesto hay tiendas, principalmente locales, así como distribuidoras. Lugares donde pueden encontrarse ofertas casi todos los días y especialmente el Domingo antes del cierre.
- ¿Que sería de una feria en Alemania sin cerveza?, pues ni idea porque en Essen había puestos de cerveza, hidromiel, vino...
- Trabajo en piel, elementos para cosplay, adornos, ....
- Merchandising, evidentemente.
- Torneos, como Catán o Carcassone.
- Un muy rico mercado de segunda mano. Y no solo juegos de mesa, también rol o literatura.


- Y, evidentemente, múltiples y variados puestos con comida y bebida distribuidos por todos los pabellones, aunque principalmente concentrados en el distribuidor central donde incluso había zonas con actividades infantiles.

La verdad es que la cantidad y variedad de cosas que hay para ver, jugar y comprar es mas que suficiente para mantener entretenido a cualquier jugón los 4 días que dura la feria.

Montaña rusa de emociones cuando ves todo lo que hay en Essen.


  • El viaje
Teniendo curro y obligaciones familiares eso de escaparme a Essen me sonaba bastante utópico. Pero por una serie de extrañas coincidencias me apareció la oportunidad y ahí que me lancé.

El viaje en avión es relativamente barato (Madrid - Köln / Colonia), especialmente si puedes jugar un poco con las fechas.
En nuestro caso para la estancia tiramos de un AirBnB. No conocía este sistema, y tiene pinta de estar en un limbo legal, pero la verdad es que nos ha funcionado muy bien. Nos quedamos en Velbert, y desde ahí nos acercábamos todos los días en un coche alquilado.


El típico clima lluvioso alemán... oh, wait!
Por lo que escuchamos una opción habitual es quedarse en Düsseldorf, y desde ahí coger el cercanías+metro todos los días. El problema de eso es que cargas con la mochila todo el día, y te comes 40 minutos de transito en cada viaje.
La opción de hotel en Essen tiene pinta de ser la mejor, pero las habitaciones desaparecen demasiado rápido :P

El centro de convenciones es enorme, pero solo hay cola para comprar las entradas. El acceso es bastante rápido.
Como allí hace frío es habitual ir abrigado, y por 1,5€ el ropero te evita las molestias de cargar todo el día con el abrigo (son muchas horas dando vueltas...).

Si podéis evitar comer allí hacedlo. Tiene los clásicos precios de feria, lo cual salvo que vayas forrado suele resultar caro o muy caro para los sueldos españoles.
Nosotros asaltamos el LIDL el primer día, y con eso apañamos los desayunos, bocatas del mediodía y cenas. Mucho mas barato ^_^

La feria abre de 10 a 19h (salvo el Domingo, que cierra a las 18h).
A primera hora es cuando está todo mas lleno porque la gente busca desesperadamente plaza para probar los juegos que mas les han llamado la atención. En algunos casos hay suerte y te puedes apuntar en una lista de espera o "concertar cita", pero otras veces es una cuestión de esperar y paciencia :(

  • Los juegos
Evidentemente probamos juegos. No todos los que nos hubiera gustado, ni tampoco todos los que lo han petado. Pero, no obstante, fueron unos cuantos.

Perfect Crime: un asimétrico en el que un jugador lleva el servicio de seguridad de un banco y el resto de jugadores son una banda de ladrones que pretenden dar el golpe de su vida.
Tiene un par de cosas interesantes como el hecho de que los ladrones pasan varios turnos preparándose e informándose y luego se juega el golpe. Pero en general me pareció muy flojo.

Star Trek Ascendancy: un 4X (eXplore, eXpand, eXploit, and eXterminate) de Star Trek en el que llama especialmente la atención la forma en la que se descubren los nuevos sistemas y como queda el tablero.
Me pareció un juego muy chulo, pero son 100€ de un juego para 3 jugadores y partidas muy largas :(

Drop Zone Commander: admito que a este jugamos porque el chico que hacía las demos nos cayó simpático y no tenía a nadie. Nos echamos unas risas (especialmente el tipo que nos explicó las reglas), pero la verdad es que a estas alturas estos juegos apenas me dicen nada. Tiene un punto gracioso que la infantería, la unidad mas débil, sea vital para conseguir los objetivos. Pero aparte de eso pocas diferencias con los mil juegos de minis que ya hay en el mercado.

Nine Worlds: a mi con el tema de la mitología nórdica ya me habían engañado. Y encima el juego tenía una estética muy chula y depurada. Por desgracia, la estética solo es una capa de pintura sobre un euro estratégico puro y duro. Vamos, que podría ser mitología nórdica o bandas de pandilleros y no habría ninguna diferencia. Pero, en cualquier caso, para ser un euro estratégico me pareció un juego muy pulido e interesante. Otra cosa es que a mi no me suelan gustar este tipo de juegos.

Airlines: lo peor de los euros combinado con una presentación horrible en la que solo se salvan los avioncitos de plástico que tanto llaman la atención. Otro euro disfrazado de juego de viajes pero que no tiene absolutamente nada que ver con viajes. Un desastre a muchísimos niveles. Siguiente!!

Colony: Dominion con dados. Ese es el resumen rápido de lo que es Colony. Tiras dados para comprar cartas, para poder tirar mas dados, para poder comprar mas cartas...
Dos cosillas chulas: draft de dados todos los turnos que junto a turnos rapidos hace que no tengas la sensación de jugar un solitario multijugador, y un sistema de repesca muy emocionante que en ultima instancia te puede permitir robarle la victoria al jugador que va ganando.

Hyperborea: otro euro estratégico. En este caso lo habían pintado con una capa de ambientación de Conan, pero como suele ocurrir en estos casos eso da exactamente igual. Desde luego no tenía la sensación de ser un general de poderoso ejercito en medio de una lucha encarnizada. Ni de lejos. Eso si, es entretenido.

HOPE: uno de esos juegos que quería probar porque había estado a punto de apoyar en kickstarter pero me había echado para atrás en ultima instancia.
Lo que me había llamado la atención: un tablero que permite un movimiento muy interesante y, hasta donde yo se, novedoso junto con un control de turnos que marca el final de la partida.
Lo que me echó para atrás (aparte de los gastos de envío) es el hecho de que novedoso y entretenido no siempre son sinónimos, como tantas veces se nos olvida.
Efectivamente resultó interesante y emocionante, pero no me arrepiento de haberlo dejado pasar.
Eso si, si tenéis oportunidad de probarlo dadle una oportunidad.

Outlaws: no me gustan los juegos de memoria. Outlaws es un juego de memoria. Podría intentar valorarlo de forma objetiva, pero es que no me gustan NADA los juegos de memoria.

TIME Stories: uno de esos juegos que tengo muy claro como valorar. La idea de viajar en el tiempo y repetir las escenas que ya has hecho cambiando alguna cosa para obtener mejores resultados me parece atractiva en un principio. Sin embargo, jugando me resulta poco mas que un libro de elige tu propia aventura sobreproducido con una historia simplona. Repetir las escenas no me atrae absolutamente nada. Y el supuesto componente rolero... no lo veo por ningún lado, y si lo fuerzas es a costa del propio juego.
Tiene buenas ideas, pero no me gusta como las han llevado a cabo.

Steel Arena: la sorpresa de la feria. Un juego rapido que podría parecerse a Battletech, pero mucho mas rapido y sencillo. Sueltan a los robots en una arena de combate llena de componentes y deben partirse los morros. Tan sencillo como eso. Es interesante el hecho de que cada casilla es un nuevo componente que puedes añadir a tu robot, y constantemente debes gestionar los componentes que tienes para intentar sacarles el máximo partido.
A nosotros nos encantó.

Rising 5: habeis jugado alguna vez al Mastermind? Pues Rising 5 es un Mastermind con esteroides que prescinde de la necesidad de que un jugador haga de "Master". Para ello usa una app que al hacer fotos al código te dice cuantos has acertado.
Colaborativo que se puede jugar perfectamente en solitario y aporta poco o nada.

The Edge, downfall: otro wargame de tablero con unas minis espectaculares que aporta entre poco y nada a ese género. Aparte de las minis espectaculares.
Sus mayores novedades son los dos tamaños de casillas, y los mazos de cartas personalizados que podemos usar en función de las minis que tenga nuestro ejercito.
Personalmente el único motivo por el que le echaré un vistazo al KS será para enterarme de las peculiaridades de las 6 diferentes facciones a nivel de ambientación. Ya.

Inis: otro euro estratégico con minis. Eso si, este se basa en una fase de draft con cartas de acción que le da un puntito interesante. O quizás fue el hecho de que las cartas tenían unas ilustraciones muy evocadoras. O quizás que nos lo pasamos como enanos. O puede que fuera los ojazos de la chica que nos explicó las reglas (no, no hay foto porque me pareció excesivo), que también se lo paso pipa con nosotros.
Como fuera... nos echamos unas risas. Aunque no me lo pienso comprar :P

Great Western Trail: este no lo probamos en la feria, pero se lo compró uno de mis compis de piso y se convirtió en el juego que nos acompañaba por las noches.
Un euro (si, otro mas...) de worker placement y deckbuilding, que como tantos euros le han puesto una capa estética de algo que no tiene relación alguna con las mecánicas que se usan. Hala, ¿eso significa que no me siento como un magnate del mercado de reses? .... pues no, evidentemente no. Igual que no tengo ninguna sensación de viaje con el Ticket to Ride ¬¬
Rollos temáticos aparte, el juego es otro de esos que resulta entretenido pero no me compraría.

  • Lecciones aprendidas y curiosidades.
Hay muchos días para ver todos los pabellones de la feria. Mejor no estresarse con ello, así que si vas viendo algún juego que te llama la atención apúntatelo e intenta probarlo. Si no puedes en el momento vuelve al día siguiente, pero no te obsesiones con verlo todo el primer día. Es mucho mas entretenido si alternar cotillear con probar juegos, y seguramente sea mas facil probar así todos los juegos.
Por cierto, a partir del mediodía baja mucho la asistencia. Especialmente el Domingo.

Si te has gastado el dinero en ir a Essen y montar un stand... por favor, asegurate que te merece la pena.
Intenta llamar la atención y, sobretodo, pon espacio para que la gente pruebe tus juegos. Son 160.000 personas, a poco que tu juego sea ligeramente llamativo a alguien le resultará interesante. Y no hay nada que de mas penita que un stand insulso del que pasa todo el mundo.

Es muy llamativo ver lo metidos que están los juegos en la cultura alemana. Ver familias ya no es una ocurrencia extraña en las ferias españolas, pero ver grupos de veteranos (ancianos y ancianas con sus canas y sus mas de 70 años) jugando tranquilamente... eso todavía me llama la atención.
En España solo tenemos mesas de dominó y mus ¬¬

En esa misma linea me gustaría ver un desglose de asistentes por sexo y edad.
Si, había gente de todas las edades y vi bastantes mujeres, pero no tantas como esperaba en realidad.

El mercado de segunda mano es algo muy vivo.
Por lo que parece los alemanes son muy ahorradores y civicos, y eso en parte se manifiesta con una gran cultura de reciclaje, lo que llega a los juegos de mesa en forma de un muy activo mercado de segunda mano.
Curioso a la par que envidiable.

.oOo.

Essen ha sido una experiencia de esas que te alegras de haber podido realizar.
No es barato ni sencillo (trabajo, familia...), pero si te gusta este mundillo de los juegos de mesa es realmente una cita obligada.

No se si volveré, pero por lo menos ya puedo apuntar la asistencia a Essen en mi CV jugón ^_^