jueves, 25 de febrero de 2010

[Sangrenegra] Reglas

En breve me toca volver a hacer de master en mi grupo habitual y habia pensado en aprovechar la ocasion para meterme mas a fondo con el mundo de Sangrenegra.
Tengo ideas para aventuras, para pjs... pero, oh, vaya, me falta un metodo para hacer las fichas, un sistema. Ahora bien... es realmente necesario? dudas.gif Dudas image by wushek

Cuando empece en esto del rol hace ya unos añitos (joder... 20 años ya? Oo) lo que mas llamaba la atencion era el sistema, la ficha, ... pero con el tiempo te das cuenta de que cada vez ignoras mas reglas, cada vez te da mas igual lo que dicen los dados, y cada vez te dedicas mas a contar historias y menos a darle importancia a las reglas. Bueno, eso o te has pasado a los juegos de mesa o a los juegos online, claro.

Recuerdo alguna tarde en la que lo unico que hacias realmente era un combate, que mirado en perspectiva habian sido 5, 10 turnos a los sumo en jugos como vampiro, o un mogollon de turnos indecible en juegos de menos accion por turno.
Pero es que entre consultar reglas, decidir que hacer, saber que tirar, ver el efecto, mirar resultado, consultar reglas, comenzar otra accion, repetir con otro personaje, dejar que los pnjs actuen, etc... pues evidentemente se nos iba la tarde.
Y la historia habia avanzado?, nah, ni un apice, simplemente habias reventado un par de craneos, habias ganado unos pxs, y, eso si, te sentias muy guay por ese mogollon de criticos, o por haber lanzado ese conjuraco tan maravilloso en el momento justo.
Pero para eso mejor los juegos de mesa de estrategia, no? Te quitas la tonteria de la interpretacion y te dedicas a lo que te gusta (y que es uno de los motivos por los que no me gusta el rumbo que esta tomando D&D... que cada vez es todavia mas juego de mesa).
Y si eso es lo que te gusta pero no quieres perder el tiempo con las reglas, pues un juego online, que te hace todas esas operaciones de forma automatica y eso que ganas.
Pero si lo que quieres es interpretar y contar historias (que al fin y al cabo es de lo que va esto, especialmente la parte de contar historias), las reglas suelen sobrarte en la mayoria de los casos alamierda.gif A la mierda! image by wushek.

Asi pues, pensando en las posibles fichas y en las reglas de Sangrenegra tengo claro que busco algo sencillo. Porque si bien podria pasar de fichas y reglas es cierto que hay cierto fetichismo en el mundo del rol con las fichas, y especialmente con los dados. Nos cuesta imaginar el rol sin dados... aunque realmente no es indispensable, pero ese elemento añadido de azar, de incertidumbre. El placer de atizar un critico en el momento adecuado y ver como el master se explaya en la explicacion, o, al reves, sacar una pifia en el peor momento, y ver como esa tirada fatidica se convierte en una excusa perfecta para la imagineria del master (no necesariamente cruel). Asi pues, caere una vez mas en el fetichismo, pero por lo menos de tal modo que si este sea para usarse. Crear mis propias reglas para luego ignorarlas careceria de sentido XD.gif XD image by wushek.

Por supuesto, una de las primeras cosas que haces es repasarte tus sistemas favoritos, ver que te gusta de ellos y porque, y porque no te gustan otros sistemas.
Personalmente me parece que la idea de Vampiro de atributo+habilidad es bastante intuitiva, pero no me gusta tanto el hecho de tirar tantos dados.


Dandole vueltas y hablando con mis compis de Recios una opcion pasaba por hacer que uno de los valores indicara numero de dados y el otro se sumara a estos, algo parecido al sistema de L5A de tirar N y guardar M.

Por ejemplo, el atributo indica una base mientras que la habilidad indica una especializacion y una practica. Asi pues, debe ser mas fiable la habilidad, mientras que el atributo indica potencial. Esto parecia dejar claro que la habilidad se suma y el atributo se tira.
Una aproximacion rapida seria tirar tantos dados como tu atributo (de 1 a 5) que dandote el mayor y sumarle la habilidad. Una suma y todo resuelto. Parece sencillo anene.gif Bailon image by wushek.
Seguire dandole vueltas, pero creo que ya tengo una idea con la que trabajar.