lunes, 9 de agosto de 2010

[Dark Heresy] Partida 7-VIII-2010

.- Dia 3 -.

Ultimo dia de aventura en Sepheris Secundus, y final del modulo "A sangre y fuego".

Los personajes se habian escondido para poder lamerse las heridas y recuperarse un poco de los encuentros con mutantes de la sesion anterior.
Unas aplicaciones de los poderes curativos de la psíquica, Mae, y algun gasto de puntos de destino para mejorar, y ya estaban listos para salir a buscar herejes de nuevo.

Como la Arbiter, Ravía, se habia llevado todo el peso de los encuentros anteriores la asesina, Aegis, paso a ir en la cabeza del grupo, para lo que cambiaron las armas de cara a optimizar las funciones de cada una. La recortada para quien tenia mas opciones de encontrarse a los enemigos de frente.

Lastima que su siguiente encuentro se realizara en un almacen de bidones de Prometio (el combustible de los lanzallamas en w40k), y suerte que la Arbiter reconocio el liquido y pudo avisar a la asesina de gatillo-facil.

Un mutante de afiladas garras les ataco por sorpresa, y ante la imposibilidad de disparar y seguir vivos, optaron por retirarse hasta un pasillo anterior cubriendose como buenamente podian. Por desgracia el mutante, herido y en desventaja opto por volver a su almacen, y cuando los pjs vieron volar el primer bidon se dieron cuenta de que el encuentro no habia terminado. Aegis entro en la habitacion justo a tiempo de ver como se disponia a coger otro bidon y lanzarselo a los pjs, asi que opto por usar su arma... y gastar un puntito de destino para evitar que salieran todos por los aires. Muy espectacular, y muy arriesgado

Durante el combate la habilidad de Mae para infligir dolor habia resultado de gran ayuda (un -10 a todas las tiradas del enemigo), y por algun capricho del azar todavia no habia tenido ningun problema con la disformidad...

En la lista de tareas pendientes quedaba una cosa: encontrar el origen de la corrupcion. Algo que Mae tenia mas o menos localizado con su habilidad de Psinisciencia. Un gran foco de poder psiquico corrupto. Y a estas alturas los jugadores tenian claro que debia ser la misma criatura que habia acabado con los Guardias Imperiales. El hecho de que haberles ido soltando pistas sobre una posible gran criatura que se debia arrastar por los rincones cual babosa gigante, y los comentarios de los Guardias, dejaban bastante claro que ese debia ser el objetivo.

Asi pues, revisarian primero todas las salas anteriores a la que parecia el origen de la corrupcion, y asi se asegurarian que no tenian sorpresas durante el ultimo y definitivo encuentro.

Solo habia un fallo. Y es que la criatura y el origen de la corrupcion no eran lo mismo.

La criatura era mas bien una especie de engendro del caos. Aunque bastante mas pequeño. Una especie de sanguijuela gigante con numerosos tentaculos que usaba a modo de ataque de proyectil (como la lengua de una rana cazando moscas), y un buen monton de ojos rojos en la parte frontal, que siempre quedan bien y dan mal rollo.



El encuentro lo forcé haciendo desaparecer a su servocraneo mientras pasaba por delante de una gruta. Algo le atrapó y le metió dentro.
Los jugadores entraron con cuidado en una habitacion completamente a oscuras, ni siquiera las babosas bioluminiscentes que atiborraban la zona se adentraban ahi.

Aegis fue la primera en sufrir el ataque de los tentaculos, aunque por suerte para ella no la cogieron. Un par de disparos a ciegas hacia las sombras parecieron tener efecto, y lo siguiente que vieron fue esta sanguijuela de casi 1 metro y medio de diametro saliendo de las sombras hacia ellos muy cabreada.
Por suerte para ellos, y por desgracia para la criatura, un disparo critico en la cabeza de la recortada de Aegis terminó rapidamente con la tonteria. 3 impactos a practicamente maximo daño cada uno fueron suficientes para acabar con el bicho. Y, como tampoco queria cebarme con ellos y ya habian cobrado bastante, pues no me saque ninguna excusa rara de la manga. Quedaba bastante épico que la asesina reventara la cabeza de la criatura del caos cuando se avalanzaba hacia ella y apenas a unos centimetros de su cara.
La verdad es que pensandolo friamente... la boca de una sanguijuela mutante gigante viniendo hacia ti debe dar bastante miedito...

Y que hicieron los pjs despues de incinerar al bicho y asegurarse que estaba muerto?, buscar al pobre servocraneo, Servi de ahora en adelante

En fin...

Ultimo encuentro, la piedra de disformidad que estaba causando todo el jaleo. Una enorme piedra rosada que segun la descubrieron intenta mutar a los pjs... y Ravía no solo falla la tirada si no que se queda a 5 ptos de recibir una mutacion!!
Recuperandose de ese primer ataque por sorpresa, y decididos a volar por los aires la piedra, los pobres acolitos se quedan petrificados cuando se comienza a abrir un portal y se empieza a materializar un portador de la plaga. Las jugadoras de Mae y Ravía entendian que eso era malo, pero mi hermano (fan de w40k) empezó a sudar la gota fria

"Disparo, le tiro una granada, uso mi poder de..." si, querian hacer muchas cosas, pero encontrarse con un bichito asi no es algo muy normal, asi que primero tocaba tirar miedo... y aqui se descontroló el personal.
Ravía se quedo petrificada, Aegis tenia tanto miedo del portador que no podia hacerle nada, y Mae, empeñada en sobreponerse gastó hasta dos puntos de destino, terminó con convulsiones y vomitos en el suelo...

El encuentro ya habia hecho todo lo que tenia que hacer. Demostros que los bichos del caos son muy feos, muy malos y muy peligrosos.

Un poquito de épica dejando que Aegis tire una granada a la piedra y explicando como todo explota, el portal se colapsa desapareciendo el demonio, etc... y a repartir puntos de locura y de corrupcion en la mejor tradición de la llamada de Cthulhu.

A partir de aqui ya se podia dar por terminada la partida y el resto fue completamente narrativo.
Regresar al campamento, dar las minimas explicaciones a la Guardia Imperial y disfrutar de un momento de gloria escuchando los vitores de los soldados.
Volver a la nave y recibir un mensaje de su Inquisidora solicitando su presencia en Escintila.
Mas viaje por la disformidad, recuento de daños, descripcion del espacio cercano a Escintila, aterrizaje en una estacion orbital y reunion con un acolito de mayor rango, un sabio.

Nota: poner nombre a los diferentes personajes del sequito de la Inquisidora.

Explicacion de un interrogatorio Inquisitorial, y fundido en negro para dos semanitas de pruebas de pureza y mas interrogatorios. Hay que asegurarse ^_^

Finalizamos con una cena con el resto del sequito Inquisitorial en las estancias privadas que esta posee en la estacion, con vistas al planeta y al espacio cercano. Ahi conocen al resto de acolitos y comprueban como son los ultimos monos en esta pequeña organizacion.

El balance en general parece ser positivo. No tanto con las reglas, lo cual dentro de lo que cabe me importa bastante poco, si no con la aventura en general. Poco a poco parece que van cogiendo la idea de los personajes, y -lo mas importante- hay ganas de jugar mas y de seguir desarrollando a los personajes.

Espero que podamos seguir con una cadencia de juego medianamente periodica