lunes, 1 de octubre de 2012

Peques y jornadas

A estas alturas poco puedo decir de las LES que no se haya dicho ya.
Así que daré mi impresión de la forma mas clara que creo que puedo darla: "El año que viene vuelvo seguro!!"

Y aclarado el punto 1 pasemos al titulo del post, ya que de peques y jornadas va el asunto.

Un poco antes de las LES y aprovechando el movimiento friki-rolero de G+ (y todavía hay quien dice que eso es un erial, JA!), comenzamos a hablar los padres frikis sobre como combinar nuestras responsabilidades paterno-maritales y nuestras aficiones ludico-roleras. Ya sabeis, esos de...


Desde el desconocimiento, pero con mucha ilusión pusimos puntos en común, problemas que nos encontramos habitualmente, y que cosas se podrían hacer.

Por suerte, durante un hangout de G+ pudimos contar con la presencia de maese Plunder aka Tio Trasgo y parte de la organización de las LES, el cual tuvo la paciencia de escucharnos y la amabilidad de ponernos en situación desde el punto de vista de la organización. Cosas tan tontas como quien se hace responsable de los niños si se dejan a cargo de un cuidador, animador, o como quieras llamarlo, y que conllevan inevitablemente hablar de temas como responsabilidad civil.

Está claro que ninguno queremos aparcar a nuestros retoños para irnos a frikear un rato. Y si ese fuera todo el problema hay mejores lugares para hacerlo.
No obstante, también debo decir que hemos hablado con grupos de animación para hacernos una idea de cual sería el precio de ese tipo de servicios. Y, no, no es barato. Hablamos de unos 12€ por hora y monitor, para grupos de unos 10 niños.

Viendo el percal decidimos que no teniamos claro nada y que lo mejor era vivirlo de primera mano. Es decir, ir con los peques a las jornadas y a partir de ahí volver a reflexionar sobre el tema.

Dicho y hecho... bueno, alguno se rajó por el camino *coff coff* gallinas *coff coff*, pero otros aprovechamos para ir con la prole a las jornadas. 

Y, no, no fué tan traumático. 

Vale, si estás con los peques estás con los peques. Es lo que hay. Olvídate de jugar partidas, pero aun así hay tiempo para frikear y charlar con la gente, especialmente si hay confianza y comenzamos a turnarnos con los enanos.

Nosotros estuvimos unas 7 horas, incluyendo la parada para comer. Recomiendo algo menos.

El principal problema de los enanos es que se aburren, evidentemente. Pero no tanto por lo que hay, sino simplemente porque no pueden estar 4 horas delante de una mesa haciendo lo mismo. Necesitan cambiar... mas o menos cada media hora, dependerá del niño, claro.

Aprovechamos para probar un buen montón de juegos. Algunos interesantes, otros insultantemente estúpidos (son niños, por favor, no imbeciles!!). 
Para pequeños menores de 6 años me quedo con la Carrera de Tortugas. Al menos de los que pude probar ese día.

Entre el Sábado y el Domingo pudimos ver a bastantes padres con sus hijos pequeños (menores de 10 años), aunque la gran mayoría no solía separarse de ellos ni juntarse con nadie mas.
De hecho apostaría por qué había mas peques el Sábado que el Domingo.

El hecho de que hubiera mas enanos un día que otro y que los enanos se aburren rápido hacen que me plantee la utilidad de tener 2 actividades cortas para los peques en días separados.

Pensando en niños me parece mas interesante que se planteen varias actividades cortas para niños el mismo día.
2 o 3 actividades de media horita, espaciadas entre si un ratillo da para tener entretenidos a los enanos un par de horitas. Hablando siempre de actividades donde los padres deben estar presentes claro, que es en el grupo de edad donde los peques necesitan mas cambiar de actividad.

Idealmente, cuando los enanos se nos vayan haciendo grandes podremos comenzar a organizarnos los padres de modo que podamos jugar en una mesa y dejarles "solos" en la mesa de al lado. Pero creo que eso ahora mismo se sale de mi rango de influencia, asi que mejor dejo a los padres veteranos.

Agotador es poco...