lunes, 2 de septiembre de 2013

[Reseña Flash 3] Agente del Imperio

Una de las nuevas series de la ultima hornada con la que nos ha bombardeado Dark Horse (y por lo tanto Planeta) es este Agente del Imperio.

En contra de mi habitual costumbre de evitar cualquier serie ambientada en la época de la trilogía clásica, la que me parece mas sosa y aburrida aparte de trillada de todo el universo de Star Wars, me hice con el primer tomo de esta serie.
No vamos a engañar a nadie ya que la portada lo dice casi todo. 


Pose molona, robot sexy, malo de fondo y reclamo de personaje famoso incluido.

De hecho ni siquiera hay Jedis... claro es la época clásica, ¿que esperas?, así que vamos de mal en peor.

Solo le salvaban 2 cosas que fueron precisamente las que me motivaron a darle una oportunidad.
- Las buenas críticas que había leído.
- Y, sobre todo, que los guiones eran cosa del señor John Ostrander. Un habitual que suele cumplir en sus trabajos y ya me había dejado buena impresión con sus guiones en Star Wars: Legado.

Visto así, esta imagen pasa de ser "lo típico" a ser toda una declaración de intenciones.


Aventuras, espías, acción, romance y Star Wars.
Y el señor Ostrander cumple desde el principio. Presentándonos al que será nuestro protagonista, el agente Jahan Cross, al servicio del Imperio, en una de sus misiones rutinarias. 

Y de ahí pasando a presentarnos el plantel de secundarios, como su atractiva robot ayudante, o el clásico inventor.


Con un no menos clásico repertorio de armas en miniatura.


Una oportunidad para situar al señor Cross en la cosmología Warie, en este caso como antiguo compañero de Han Solo.


Y sin olvidarse del romance...


... y lo que no es romance.


Persecuciones en moto?, claro.


Combates espaciales?, por supuesto.


Agente del Imperio es entretenida, y Jahan Cross es un personaje al que le puedes coger cariño a pesar de trabajar en el Imperio. Porque ademas tiene una razón para trabajar en el Imperio.

Y, no, no lleva un sable de luz ni es un Sith. Es un agente del Imperio :)