lunes, 29 de agosto de 2016

Ravenor fugitivo


Ravenor fugitivo de Dan Abnett, 3ª parte de la trilogía del Inquisidor Ravenor: Leido .

[Sinopsis en la web de La Casa del Libro]
El inquisidor Ravenor continúa la caza del archihereje Zygmunt Molotch, una persecución que ha acabado convirtiéndose en una obsesión personal. Desobedeciendo órdenes directas de la Inquisición, Ravenor, y su equipo se rebelan y van detrás de su presa de forma implacable. A través del tiempo y el espacio, se enfrentan a enemigos de poder y astucia ilimitados. ¿Cuánto tendrán que sacrificar Ravenor y su equipo para salir vencedores?
Última entrega de las aventuras de Ravenor en el oscuro universo del cuadragésimo primer milenio.

Llegado a este punto admito que tenía algo de miedo.
No es que no me guste el señor Abnett, de hecho me encanta como desarrolla los personajes y su forma de mostrarnos la oscuridad del mundo de warhammer 40k. Sin embargo, ya me dejó un regusto amargo con el final de la trilogía de Eisenhorn, y aunque en general me parece muy recomendable, la apresurada conclusión fué bastante anticlimática.

Abnett comienza rescatando las tramas de las novelas anteriores, y dejando claro que tanto esa entidad extraña llamada Culzean, como su archienemigo Molotch, van a ser los antagonistas de Ravenor en esta novela. Como era de esperar.
Por supuesto continua la evolución de los personajes. El grupo de Ravenor es prácticamente lo mejor de esta saga, y un punto muy a favor frente a la protagonizada en solitario por Eisenhorn.

Sin embargo, a medida que comienza a desarrollar la novela, y empiezan los líos espacio-temporales, uno comienza a pensar lo peor. Abnett es de plantear tramas interesantes pero no tanto de cerrarlas adecuadamente.

Visitas a exóticos planetas. Cultos misteriosos. Viajes en el espacio-tiempo que no terminan de convencer. Y un apoteósico final que esta vez si hace justicia a la trilogía.

La de Ravenor me parece una saga mucho mas redonda que la de su maestro, Eisenhorn. Y además ha creado a su alrededor un buen montón de trasfondo que bien podría continuar en otras novelas.

De lo mejorcito que he leído de warhammer 40.000.


Ver tambien: Ravenor y El regreso de Ravenor.