domingo, 18 de enero de 2015

La Batalla de Calth


La Batalla de Calth, Dan Abnett, 19ª novela de la serie La Herejía de Horus: leida .

[Sinopsis en la Wikipedia]
Sin saber la extensión de la Herejía, Roboute Guilliman cumple las órdenes cada vez más crípticas del Señor de la Guerra y regresa a Ultramar para reclutar a su legión y combatir a los orkos que se reúnen en el sistema Veridian. Sin previo aviso, los supuestos aliados de la legión de los Portadores de la Palabra invaden Calth, donde dispersan la flota de los Ultramarines y aniquilan a todos los que se encuentran en su camino. Guilliman confirma sus peores sospechas: Lorgar está decidido a acabar de una vez por todas con la terrible rivalidad que hay entre ellos. Y cuando los traidores invocan a las infectas hordas de demonios y a todas las fuerzas del Caos, los Ultramarines se ven abocados a una lucha en la que ninguno de los bandos podrá vencer. El relato retoma el punto dejado en El Primer Hereje y supone el punto de partida de lo que será el posterior Codex Astartes.
Los libros mas conocidos del universo 40.000 de Dan Abnett son los de los Fantasmas de Gaunt por algo. Abnett relata con mucho realismo las batallas, y esta Batalla de Calth es precisamente lo que reza el titulo: la narración de la batalla ocurrida en el planeta Calth entre Ultramarines y Portadores de la Palabra.

Es... entretenida.
Explica algo... muy poco, de ambas legiones.
Tiene combate naval, tácticas a gran escala, y refriegas puntuales.
Los Ultramarines son tan insípidos y aburridos como siempre.
Los Portadores de la Palabra pasan a ser completamente inestables. De los guerreros presentados en El Primer Hereje algo queda, pero otras veces son simplemente soldados del caos sin mas. Una pena.

El único aporte a la historia es realmente la explicación de las tormentas de disformidad.

Aparte de eso solo es entretenido si te gustan los relatos bélicos, y para eso recomiendo mucho mas los libros de los Fantasmas.

Completamente prescindible.