miércoles, 16 de noviembre de 2016

Doctor Strange



Decimocuarta película del MCU.
Segunda de la Fase 3.
Y primera en la que Marvel se atreve con su universo mágico.

Doctor Strange.

Otro de esos héroes de Marvel que me dicen entre poco y nada, pero al menos no uno de los que directamente evito (Capi, Iron Man, Spidey...). Y es que teniendo como tienen un buen montón de héroes interesantes y tramas aun mas interesantes, optan por ir a lo seguro y usar a sus heroes mas conocidos. Aunque muchos podrían decir algo al respecto de lo conocidos que son Ant-Man o este Doctor Strange.
Dejemoslo en clásicos. Que para mi suele ser sinónimo de aburrido... pero cada loco con su tema, y yo con mis manías.

En cualquier caso, Marvel sabe lo que hace con sus películas.
Tiene su formula palomitera de bajo riesgo y mucho beneficio. Acción, efectos especiales, humor, diálogos ingeniosos, y un drama presente pero sencillo.

En este caso la idea es presentarnos a un nuevo héroe.
Uno que tiene todas las papeletas de convertirse en el nuevo heroe central de Marvel. La cara representativa del MCU.
Un rol similar al que tenía Robert Downey Jr. hasta el momento, y que podría heredar Benedict Cumberbatch en un futuro cercano ahora que ese puesto queda libre y no hay nadie mejor para abanderar la causa. Un personaje interesante, de personalidad fuerte, y un actor llamativo.
Hubiera preferido que no fuera otro "white man", pero con el elenco actual de personajes es complicado. Scarlet Witch no es una opción, y Black Widow está - por desgracia - demasiado sexualizada para usarla como algo mas que reclamo sexual ¬¬. Wasp todavía no ha aparecido realmente, y lo mismo sirve para Captain Marvel. La verdad es que el MCU tiene un grave problema de falta de personajes femeninos. Muy grave.

.oOo.

Volviendo con Doctor Strange, lo que tenemos es la clásica película de origen heroico.
Comenzamos conociendo al exitoso pero engreído Stephen Strange. Reputado cirujano con un ego a la altura de su habilidad.
El cambio se produce cuando el protagonista sufre un grave accidente que le destroza las manos, arruinando su carrera.
Esto le obliga a buscar una solución, y a la desesperada termina en una suerte de Shangri-La.

Es decir, la película respeta completamente el origen del comic. Algo que siempre es de agradecer.



A partir de aquí veremos el cambio progresivo que sufre Stephen durante su aprendizaje.
Algo forzado, claro, pero hay que resumir o no daría tiempo para nada mas.
De paso conocemos la dimensión espejo como parte del viaje psicotrópico de Stephen. Bastante psicotrópico todo sea dicho...
Nos presentan al resto de personajes (Mordo, el Anciano...), las reliquias, Wong, y todo el resto de elementos que van a acompañar en su viaje a Strange.

Y sin mas pasamos a conocer la amenaza.
Una dimensión oscura y chunga, un tal Dormammu (yeah!, Extraño sin Dormammu habría sido para matarles >.<), y un antiguo aprendiz que se fué por el mal camino.
Lo habitual.

Un encuentro con los malos para que veamos que son muy malos y de paso mostrar como se las gastan los magos. Porque serán magos, pero hay que ver lo bien que se las apañan los magos soltando galletas.


De fondo los 3 templos ancestrales que defienden el mundo de las amenazas mágicas (hace miles de años alguien puso uno de esos en New York?, que vista!), y ya tenemos todo listo para un último enfrentamiento.
No sin antes darle a Stephen su capa y su medallón (Ojo de Agamotto, con la gema del tiempo de regalo).

.oOo.

Creo que en general estamos ante una peli de supers muy digna. En la linea de todas las pelis de Marvel. Palomitera, espectacular, épica, graciosa... lo que viene a ser una película entretenida.

¿Cosas que se echan en falta?
Pues desde Clea hasta el anciano clásico. Pero por un lado es un poco pronto para ponerle un aprendiz a Strange, y por otro ya sabemos los problemas del Tibet y China. De hecho esta anciana no me desagrada en absoluto, y aunque le quita un punto de variedad racial le otorga uno diferente de variedad de genero en un entorno tan superpoblado por personaje masculinos.

¿Guiños que la hacen interesante?
Muchos.
Empezando por que también estamos ante el origen de Mordo, lo cual da mucho mas peso al personaje.
Pasando por la obligada aparición de Dormammu.
El hecho de que por fin veamos magia en el MCU. Quizás muy orientada a la acción, es cierto, pero admitamos que de este modo es mas visual y mas sencilla de entender. No obstante, a la hora de la verdad no es la magia física de acción y tortazos a los malos lo que salva el día, y este creo que es uno de los mejores puntos de la pelicula, y uno de los diferenciadores con otras películas y personajes de Marvel.
Por un lado, ante el "destruction porn" que vemos en otras cintas, en Doctor Strange la batalla final tiene lugar mientras se reconstruye la zona. El Doctor está "curando". No solo es apropiado, sino que es un hecho diferenciador muy importante.
Por otro lado, Strange no derrota a Dormammu a puñetazos. Le derrota con su magia, si, pero usando su inteligencia.


En cierto modo Strange y Stark son dos personajes muy parecidos.
Dos ricos engreidos que reciben una lección y descubren la realidad.
La diferencia es que aunque Stark cambia un poco, sigue siendo el mismo prepotente inaguantable. De buen corazón, si, pero egocéntrico hasta la nausea.
Strange no, él cambia completamente.

Me gusta mucho mas el mensaje que envía esta película, y muchísimo mas Stephen Strange como nuevo abanderado del MCU que Tonny Stark. Años luz.