lunes, 25 de octubre de 2010

Los Mil Hijos

Como cunde leer en el cercanias (hay que ser optimista y tratar de encontrarle el lado bueno que si no... )

Terminado Eisenhorn ha caido la ultima de la Herejía de Horus, la novela dedicada a los Mil Hijos.


Y, aunque admito que iba predispuesto a que me gustase ya que al fin y al cabo es un capítulo de psíquicos, me ha encantado.

Lo que habían dejado caer a lo largo de todos los libros anteriores sobre la caida de Magnus y su legión se ve plasmado en este libro, que comienza bastante antes de la Herejía con una introducción al capitulo, sus costumbres, y los personajes mas relevantes.
De ahi se pasa a dos importantes acontecimientos de la época, el nombramiento de Horus como Señor de la Guerra, y el concilio de Nikaea donde se prohibe el uso de poderes psíquicos.

Magnus resulta un personaje redondo, leal al Emperador, y orgulloso como el solo aunque ni el mismo sea consciente de su orgullo, lo que termina haciendole caer. Junto a los planes de Tzeentch, claro

Un libro redondo dedicado a otra de las legiones traidoras, aunque en este caso yo me referiria a ellos como "caida", ya que en todo momento tratan de mantenerse leales al Imperio, lo mismo que ocurria con la Legión Alfa en su libro (otro especialmente recomendable).

La Herejía de Horus sigue siendo una saga imprescindible para los seguidores de esta ambientación