miércoles, 14 de diciembre de 2011

El primer hereje


El primer hereje de Aaron Dembski-Bowden, 14ª nóvela de la serie Herejía de Horus: Leido .


[Sinopsis en la web de Timun Mas]
En medio de la guerra galáctica que supone la Gran Cruzada, el Emperador desaprueba el culto que le rinden los Portadores de la Palabra. Angustiados por semejante reproche, Lorgar y su legión emprenden un nuevo camino y arrasan un planeta tras otro.

Aunque lo que realmente buscan es iluminar el Imperio, la corrupción del Caos se apodera de ellos y comienza su camino hacia la maldición. Sin que los Portadores de la Palabra lo sepan, su búsqueda de la verdad alberga las mismísimas raíces de la herejía…
Cada nueva novela dedicada a la caida de un Capítulo es mejor y mas creible que la anterior.


Si la caida de Horus me pareció decepcionante y forzada, y la de Fulgrim solo llegó a adecuada, los cambios sufridos por la Legión Alfa fueron lógicos, y por los Mil Hijos no pude mas que sentir simpatía.

El caso de los Portadores de la Palabra continua la tónica de "caida propiciada por el Emperador", como pasó con los Mil Hijos.

El Capítulo y su Primarca son humillados por el Emperador a causa de sus creencias en la figura divina del Emperador (la ironia de esta situación se acentua con cada novela), y esto les hace buscar una verdad universal, lo que en le caso de los Portadores se traduce en buscar un dios verdadero.

Y lo encuentran, vaya si lo encuentran.
La novela es al fin y al cabo la caida de los Portadores en las garras del caos. Pero no es forzada ni poco creible, todo lo contrario.
Los temas personales, la creencia, la fe, las dudas... todo esta muy bien llevado, tan bien que muchas veces te olvidas que estas leyendo sobre marines espaciales.

De las mejorcitas que esta saga ha producido .