jueves, 20 de noviembre de 2014

[Desafío30días2] Día 20 – ¿Recuerdas aquel momento en el que se lió pardísima en una partida?

Aaaaaaaaaaaahhhhh
¿Una situación en la que se liara parda y sea digna de rememorar?
Vaya... estooo... o la memoria me está jugando una mala pasada, o la costumbre está minimizando los acontecimientos.
He intentado darle vueltas a esta pregunta de +Kano Goblin, y aunque vienen a mi mente batallas con ejércitos de dragones, portales dimensionales abiertos por error, destrucciones de planetas accidentales y otras muchas situaciones épicas, no hay ninguna que diga ahora mismo "esta, esta es la que mas me marcó".

Así que he hecho trampas, otra vez, y en esta ocasión le he preguntado a +Raquel Cano Navas si ella recuerda alguna ^_^

Recordando nuestras partidas de Reinos de Hierro, una de las campañas que mas tiempo hemos continuado en los últimos años (y con D&D 3.5!!!) mucho mas allá de la Trilogía de Fuego de Brujas, me ha comentado sobre la ocasión en que su PJ - una semielfa - consiguió un collar de cambio de raza.

El origen del collar la verdad es que no lo tengo claro a estas alturas. No recuerdo muy bien si lo consiguieron en un botín o lo heredó de su padre, un bardo elfo. Lo primero me cuadra, y lo segundo supondría un regalo algo cabrón ya que el collar estaba maldito.
El susodicho no solo te hacía cambiar de raza, sino que te hacía creer que siempre habías sido de esa raza.
Si a eso le unimos que el PJ de Raque se puso el collar a escondidas, ya la tenemos liada.

Cuando apareció ante sus amigas, el resto del grupo, todas se pusieron en guardia ante la aparición de la extraña mientras que para ella no pasaba absolutamente nada.
El hecho de que alguien de otra raza quisiera hacerse pasar por su compañera, y encima insistiera en que era ella misma, con todos sus recuerdos incluso, no hacía mas que complicarlo todo.
Raque comenta que hubo algún que otro tiro, las típicas pistolas de Reinos de Hierro que todos queremos y adoramos, y su PJ terminó atada mientras sus compañeras buscaban una solución.

Creo que fué una de esas sesiones en las que algo completamente secundario acapara todo el foco de la partida, y como los jugadores están mas interesados en eso que en cualquier otra cosa... pues cierras la carpeta con los apuntes y les dejas hacer :)